Síndrome de Hiperemesis Cannabinoide, la enfermedad provocada por fumar marihuana

Afecta a consumidores de marihuana que fuman varias veces al día durante meses, años o incluso décadas

Mucho se hablado sobre la marihuana y sus beneficios para el ser humano, de hecho, en varios países de todo el mundo se han comenzado campañas en busca de legalizar la hierba para su uso medicinal y recreativo, pero ¿todo lo que tenga que ver con el cannabis es bueno?

Durante 17 años Chalfonte LeNee Queen, una mujer de 48 años oriunda de San Diego, Estados Unidos, sufrió episodios violentos de dolor abdominal que la dejaban inmovilizada durante varios días, a veces dejándola retorciéndose en el piso de dolor.

«He pedido a gritos por la muerte. He gritado por mi madre que ha estado muerta durante 20 años, mentalmente sin darme cuenta de que no puede venir a mí», indicó LeeNee, quien por su padecimiento terminó perdiendo su trabajo.

Los fumadores de marihuana han aumentado con la legalización.

Aunque siempre iba al doctor a atenderse, la realidad es que LeNee terminó acumulando decenas de miles de dólares en facturas médicas, pero a pesar de casi dos décadas de dolor, vómitos y niebla mental, los médicos no podían llegar al fondo de lo que le pasaba. Fue en 2016 cuando Queen pensó que en realidad ya estaba muriendo ya que «debía tener algún tipo de cáncer o algo que no podían detectar».

La realidad es que ella no tenía cáncer. Tenía un raro padecimiento llamado Síndrome de Hiperemesis Cannabinoide, una condición que ha sido reconocida recientemente por la comunidad médica.

¿De qué trata ese síndrome? Básicamente afecta a pocas personas, más específico a consumidores de marihuana que fuman varias veces al día durante meses, años o incluso décadas. Aunque no existen datos específicos sobre la prevalencia de este síndrome, varios médicos de California y Colorado, donde se ha legalizado la marihuana, dicen que lo están viendo con más frecuencia.

Las personas no creen que esos síntomas sean por la marihuana.

Los mismos doctores aseguran que les resulta muy difícil tratar esa condición pues no hay muchos datos sobre ella. Pero sí existe una cura: dejar de consumir marihuana, el problema es que muchos pacientes son escépticos de que el cannabis los enferme, por lo que siguen usándolo y sus episodios de vómito continúan.

Scientific American asegura que los médicos pueden hacer poco para aliviar los síntomas, ya que los medicamentos antináuseas tradicionales a menudo no funcionan y no hay píldoras para prevenir la aparición de un episodio de dolor. La única forma es que los pacientes tengan hidratación intravenosa y hospitalización hasta que desaparezcan los síntomas.

Aunque hoy en día el síndrome se está viendo con más regularidad, lo cierto es que la hiperemesis cannabinoide se documentó por primera vez en Australia en 2004. Históricamente, los médicos lo diagnosticaron erróneamente como el síndrome de vómito cíclico, que no tiene una causa identificable o, como en el caso de Queen, Porfiria Aguda Intermitente (AIP).

La marihuana tiene propiedades que ayudan a sobrellevar diversas enfermedades.

La causa exacta de este síndrome sigue siendo un misterio, pero una teoría de los toxicólogos es que los compuestos químicos en la marihuana tienen la fuerza de alterar la función normal de los receptores cannabinoides del cuerpo, que ayudan a regular el sistema nervioso. Sin embargo, el vínculo entre el vómito y el cannabis sigue siendo contradictorio para muchos, debido a su reputación ampliamente conocida como un remedio contra las náuseas para los pacientes con cáncer.

Fuente: Cultura Colectiva




RSS Noticias de última hora

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*