Su gemela murió en un sospechoso accidente, se puso un vestido de su hermana e intentó seducir al desconsolado novio

Alexandria Duval está acusada de haber asesinado a su hermana gemela Anastasia el 29 de mayo de 2016, luego de que fueran vistas peleándose en la parte delantera de una camioneta que habían alquilado en Hawaii.

El viaje lo habían hecho con el novio de Anastasia, Federico Bailey, quien fue testigo de la violenta lucha que habían tenido esa mañana. Pero no era la primera que él veía, aunque sí sería la última, según testificó ante una corte de Hawaii en las últimas horas.

Según Bailey, ambas gemelas solían discutir fuertemente e incluso se golpeaban violentamente durante sus acaloradas disputas. Si bien mantenían una relación muy unida —hasta tenían idénticos automóviles deportivos— y eran socias en todos sus emprendimientos, en privado sus vidas eran muy lejanas de lo que mostraban en público.

Esa mañana, luego de la pelea, Alexandria le informó a Bailey que llevaría a su hermana al baño. Estaban en un campamento, alejados del centro de la ciudad, para pasar unos días, pero la convivencia se volvió una pesadilla.

Pasaron cuatro horas de su ida al baño y tardaban en volver. Habló con una de ellas y fue hasta el baño, pero no estaban. A la mañana siguiente todavía no habían regresado. Bailey no sabía qué hacer, así que decidió salir a la carretera y esperar que alguien lo llevara al centro de la ciudad, a su hogar. A las 3:30 p. m. de ese día, Alexandria le dijo que su hermana Anastasia había muerto en un accidente.

Cuando le preguntó qué había ocurrido, cómo habían sido su muerte y el accidente que se cobró su vida, Bailey dijo ante el jurado que la gemela sobreviviente no le respondió nada. En vez de eso, Alexandria tomó una ducha, se puso un vestido de su hermana muerta y le pidió al desconsolado novio que la ayudara a lavarse el pelo.

Luego, comenzó un juego de seducción por parte de la mujer que incomodó y descolocó al joven. “Estaba coqueteando conmigo, y estaba abrazándome. Ella vino y se sentó muy cerca de mí, y apoyó la cabeza en mi hombro”, relató Bailey.

Ese 29 de mayo, Alexandria condujo su camioneta a toda velocidad por una carretera, en un determinado momento, según los investigadores, habría girado bruscamente haciendo caer el vehículo en un acantilado, donde su hermana murió instantáneamente. Fue acusada de homicidio en segundo grado y la mujer se declaró inocente.

Consultado respecto a la relación que ambas mantenían, el novio de Anastasia relató que peleaban como “hombres y soldados” todo el día. “Se golpeaban una a la otra. Peleaban como soldados. Parecía que tenían entrenamiento en artes marciales. Sabían cómo pelear, y usaban sus técnicas entre sí”, describió.

Ambas hermanas tenían un emprendimiento en Palm Beach, Florida —y luego, en Utah— llamado Twin Power Yoga.

Fuente: Infobae




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*