Un joven peón rural devolvió más de 200 mil pesos que le acreditaron por error en su cuenta





Juan Martín Rodríguez, un joven de 18 años, en Santa Juliana, que trabaja en un establecimiento de una zona rural sobre la Ruta 19 en Treinta y Tres, devolvió 200 mil pesos que le acreditaron por error en su cuenta cuando le pagaron el aguinaldo. Este sábado dijo a FM Gente que nunca dudó en devolver el dinero, porque no le pertenecía. Como respuesta a su acción, el patrón le hizo realidad un sueño: le regaló un potrillo criollo de pedigrí. Rodríguez dijo que nunca dudó en devolver el dinero.
En el pago de aguinaldo, a Rodríguez, por error, se le acreditaron 210 mil pesos más que lo que correspondía.

El dueño de la estancia lo llamó por teléfono y lo alertó de su equivocación y el joven fue al banco, habló con un funcionario y le explicó la situación.

“Nunca se me pasó por la cabeza quedarme con esa plata… Cuando fui al banco había unos trabajadores de la construcción y me decían: ‘estás loco, deposítamela a mí y yo te doy la mitad’. Y yo les dije que no, que vale más tener el nombre limpio que andar ensuciándose por unos peso. Vale más una persona que la plata. La plata va y viene”, comentó.

“Me decían. ‘qué fin de año vas a pasar’ y también ‘qué vacaciones vas a tener’. Y yo, no, no. Andaba desesperado por devolverla… No quería tener esa plata”, destacó.

“Yo devolví la plata el lunes. Me vine el martes. Y en un momento, cuando quedamos solos, me habló… Desde que llegué le había pedido que me vendiera un caballo, pero no llegaba a la plata. El cría criollos de pedigrí y valen arriba de mil dólares. Y ahí me dijo que eligiera el potro que quisiera, un criollo, que era mío… Y yo lagrimeaba… No lo podía creer”, contó.

“Nunca lo esperé… Me decían: te va a regalar algo. Y yo decía que no, que capaz que algún cordero a fin de año… Si la plata era de él. Y cuando me regalo el caballo no lo podía creer. No tiene nombre aún porque todavía no lo elegí”, agregó.

“Yo me crié con padres separados… pero siempre estuvieron en contacto conmigo. Y ahora me dijeron que se sienten orgullosos de mí. Mi padre me dijo que no esperara nada… Y así fue. Y cuando me regaló el caballo, le conté”, indicó.

Fuente: Fm Gente

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


veinte − diecisiete =