Una historia solidaria en pleno atentado que derriba prejuicios





Pasaban quince minutos de las 17:00 horas de la tarde del fatídico jueves 17 de agosto, cuando ha ocurrido lo indecible: una furgoneta se ha llevado por delante a decenas de personas que transitaban por la popular Rambla de Barcelona con un trágico balance de 13 muertos y más de 80 heridos.




Entre la confusión y el miedo de un suceso de estas características, lógicamente mucha gente necesitó ayuda para volver a su casa o alojamiento, o contactar con sus personas queridas. Entre ellas, la madre de Mertxe Pasamontes, psicóloga, coaching y escritora, que ha publicado en Twitter la historia de su madre que se encontraba muy cerca del atentado ahora reivindicado por el Estado Islámico.
Según ha relatado Pasamontes, en medio de la confusión un taxista se ha ofrecido a acercarla a su casa sin cobrarle el transporte. El conductor era marroquí, y con su gesto ha querido dejar claro que, a pesar de lo ocurrido, y de los mensajes de odio que ya se pueden escuchar en las redes sociales, no todos los musulmanes son iguales.


Pasamontes ha querido puntualizar que su madre “no vio nada del atentado” y que “todos” estaban haciendo lo que hizo aquel taxista.


La historia ha sido muy compartida en Twitter, donde en el momento de escribir estas líneas ya acumula más de 37.000 retuits.

Fuente: Me Pillas

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


doce − 7 =