Una uruguaya en el medio de la realeza del rap estadounidense

Mientras prepara su documental sobre la presidencia de Trump, la realizadora Carolina Sosa trabajó para el músico Kanye West

La cineasta uruguaya Carolina Sosa, quien se radicó en Estados Unidos para estudiar en la New York Film Academy de Los Angeles, necesitaba encontrar trabajo antes de completar su estadía en el país.

Sosa envío una aplicación laboral sin saber específicamente para qué sería, ya que el llamado no lo aclaraba. Esa modalidad, según explicó la documentalista a El País desde Los Ángeles, se utiliza para alejar a cualquier tipo de fanático a la hora de trabajar con una celebridad.

El famoso en cuestión, para el que Sosa consiguió trabajo, es el músico, productor y empresario Damon Dash, también conocido como Dame Dash.
Dash fundó en la década de 1990 el sello discográfico Roc-A-Fella Records junto a Jay-Z, rapero hoy convertido en magnate.

Desde diciembre, Sosa trabaja principalmente como editora en la empresa Dame Dash Studios, aunque también realiza tareas de filmación y diseño de gráficos. Sus labores abarcan desde la creación de contenido comercial para la promoción de una marca de ropa del rapero, a la filmación de pequeños cortos documentales.

“Me gusta trabajar para ellos (Dash y su esposa) porque puedo aprender bastante sobre cómo ser emprendedor, cómo controlar muchos proyectos diferente a la vez sin perder la cabeza, y cómo ser independiente y no depender de grandes empresas”, señaló la uruguaya.

#friday #movie #night screening of @honorupmovie from @duskopoppington dame dash in #hollywood #losangeles #california and im #filming #workhard

Una publicación compartida de Carolina Sosa (@carolinasosa_artist) el

“Damon tiene una filosofía de trabajo muy particular. Es conocido por ser directo y demasiado honesto al punto que intimida y puede generar conflicto, pero tiene buenos valores, como empoderar a las mujeres. Desde hace años que invierte en ellas, les da oportunidades que otros no darían. Mi rol de editora, por ejemplo, es altamente dominado por el sexo masculino”, señaló a la hora de describir parte del ambiente laboral en la industria del espectáculo de Los Angeles.

Según Sosa, otras de las cosas interesantes de trabajar para Dash es el contacto directo con amigos celebridades del productor y empresario. Así es que la uruguaya conoció, por ejemplo, a Kanye West, uno de los raperos más exitosos actualmente en Estados Unidos, al igual que uno de los más faranduleros gracias a su matrimonio con la celebridad Kim Kardashian, con quien tiene tres hijos.
Dash dirigió un drama criminal titulado Honor Up y West fue uno de los productores ejecutivos, además de encargarse de parte de la promoción de la película. Y a fines de enero, West hizo una presentación especial del largometraje de Dash en su oficina en Calabasas, California, el hogar de muchas celebridades en camino a Malibú desde Los Angeles, según explicó Sosa, quien participó del evento.

El encuentro requirió que todos los invitados dejaran sus teléfonos, se dejaran tomar una foto por seguridad y firmaran un acuerdo de no divulgación antes de entrar en una sala muy oscura y de un diseño altamente tecnológico, describió la uruguaya.

“Todos los invitados nos dirigimos hacia un sillón eternamente largo, el más largo que vi en mi vida. Al final de la presentación, varios dieron breves discursos y gritaron ‘Honor up’, haciendo referencia al honor que hay que tener en la vida”, describió Sosa.

“Honestamente no me gusta la música de Kanye West ni aprecio su personalidad”, aclaró Sosa, y también dijo que nunca miró el reality show de su esposa, quien también estuvo en el lanzamiento.

Mirá el video del lanzamiento en el que Carolina Sosa estuvo con figuras como Kanye West

Cuando no se encuentra trabajando para Dash, Sosa sigue dedicada a sus propios proyectos como cineasta.

Entre ellos se encuentra la finalización de Trumphobia, la ópera prima de Sosa como documentalista que actualmente se encuentra en proceso de posproducción. La película busca retratar el efecto que la elección de Trump tuvo en parte de la población de Estados Unidos, y explora los primeros seis meses de la presidencia del político republicano.

Otra de las las producciones en las que Sosa se encuentra trabajando es un cortometraje documental que filmó entre Montevideo y California llamado Exit the Shelter, sobre la cantidad de mascotas que matan en los refugios de Estados Unidos cada año.

“Lo dirigí con un amigo de China, GuangLi Zhu, lo estamos mandando a festivales de cine y pronto esperamos poder compartirlo a todo público, porque más que sacar ganancias nos interesa concientizar a la mayor cantidad de personas sobre la terrible situación que viven estos animales”, dijo la uruguaya, quien actualmente apunta a que su tarea como documentalista la lleve a trabajar para empresas como la BBC, National Geographic o Silverback.

Fuente: El País Uy




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*