Violación de 6 hermanitas por parte de 11 hombres, familiares entre sí, causa conmoción en Argentina





Siete hermanos y cuatro de sus hijos habrían ultrajado sexualmente en reiteradas ocasiones a seis hermanas, de 15, 13, 12, 10, 8 y 7 años, en la localidad de Añatuya, Santiago del Estero.

Según informa el periódico local El Liberal, la madre de las menores es alcohólica y “contemplaba los vejámenes en absoluta pasividad”.

El líder de esta suerte de cuadrilla de violadores era el padrastro de las dos niñas mayores, quien hacía participar de las agresiones a sus hermanos y sobrinos.

De acuerdo con la citada crónica, el caso entró en conocimiento de las autoridades en junio pasado, cuando las menores huyeron de su domicilio y caminaron 10 kilómetros para refugiarse en casa de una tía paterna, a quien contaron la horrible situación que vivían. Dijeron que los hombres abusaban de ellas mientras su madre bebía con ellos y consentía lo que pasaba.

En principio, el fiscal añatuyense Álvaro Ruiz centró su atención en el padrastro y un hermano, pero resignó competencia y el proceso se derivó a la capital provincial, donde quedó en manos de la fiscal Andrea Juárez.

La madre, su concubino y cuatro hermanos de este fueron detenidos. Otros dos involucrados huyeron y el resto de ellos están siendo investigados.

“Mi padrastro me abusaba. Mi mami se reía y les gritaba: ‘viólenlas'”, habría relatado la adolescente de 15 años, quien es madre desde los 13. ‘Se las pasaban de mano en mano a mis hermanas; las violaban, pero antes las manoseaban como querían’, declaró.

Los acusados intentaron obtener la excarcelación, pero los esfuerzos de la fiscalía lograron mantenerlos en prisión preventiva mientras avanzan las pesquisas. El pasado viernes se interrogó mediante cámara Gesell (donde un vidrio de un solo sentido impide que el interrogado vea a quienes lo observan) a la niña de 13 y sus hermanas menores comparecieron como testigos.

‘A mí me hacían cosas F, J, M y C’, describió la adolescente, señalando a algunos de los abusadores, incluyendo los dos prófugos.

La Fiscalía procura probar que las cuatro niñas menores, que hasta ahora han sido citadas sólo como testigos, también fueron víctimas de abusos y que por miedo o pudor no lo confesaron.

En los próximos días se les realizarán pericias psicológicas y pasarán también por cámara Gesell. Finalizadas estas instancias, la fiscal y su equipo contarían con más información acerca del terrible caso.

Fuente: Montevideo Portal

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


uno + 16 =