Al menos 27 milicianos de Boko Haram muertos en una operación conjunta de Nigeria y Camerún

Publicado 15/04/2019 14:15:47CET

MADRID, 15 Abr. (EUROPA Press) –

Al menos 27 milicianos del grupo terrorista Boko Haram murieron el sábado en una operación conjunta del Ejército de Nigeria y el de Camerún del lado nigeriano de la frontera entre los dos países en la zona del lago Chad durante la que además los soldados se incautaron de armas y munición.

La operación se llevó a cabo en las localidades de Wulgo, Tumbuma, Chikun Gudu y Bukar Maryam y durante la misma los soldados mantuvieron un “feroz choque” con Boko Haram en el que “27 terroristas fueron enviados a un incómodo sueño permanente”, ha indicado en un comunicado este lunes el portavoz del Ejército nigeriano, el coronel Sagir Musa.

“No ha habido ninguna baja en las filas nigerianas y camerunesas”, ha asegurado el portavoz, que ha precisado que la “operación coordinada” continúa en la zona.

Durante el operativo, los efectivos militares se incautaron de varios vehículos y motocicletas, así como armamento de diverso tipo, incluidos cinco fusiles de aaslto AK-47, y munición para los mismos.

El Ejército nigeriano no ha aclarado a qué rama de Boko Haram pertenecían los yihadistas abatidos. La organización, que inició en 2009 una insurgencia en el noreste de Nigeria que posteriormente se extendió a los vecinos Chad, Camerún y Níger, se escindió en dos en 2016.

La facción que mantiene el nombre de Boko Haram está liderada por Abubakr Shekau, quien juró lealtad a Estado Islámico en 2015 pero fue apartado como líder del grupo por la organización terrorista un año después. La otra facción, conocida como Estado Islámico en África Occidental (ISWA, por sus siglas en inglés), estaba liderada hasta hace unas semanas por Abú Musab al Barnaui, aunque este habría sido apartado del cargo recientemente.

Según un estudio publicado por el ‘think-tank’ Africa Middle for Strategic Experiments (ACSS), dependiente del Departamento de Defensa norteamericano, Boko Haram cometió 444 actos de violencia en 2018, un 25 por ciento menos de actividad con respecto al año anterior, y mató a 2.052 personas en 2018.

Por su parte, ISWA incrementó su actividad y triplicó sus acciones, pasando de 27 en 2017 a 83 el año pasado. Con ello también aumentaron sus víctimas, que alcanzaron las 687, un 58 por ciento más, según el estudio.

Facebook Comments