Bañar al bebé por primera vez: ¿cuándo y cómo hacerlo?

Como bañar por primera vez a tu bebé
Como bañar por primera vez a tu bebé

Tener a nuestro pequeño en brazos luego de 9 largos meses es la mejor sensación que puede existir, y aunque ahora tengamos un millón de preguntas en nuestra cabeza, caemos en cuenta que todo será primera vez en esta nueva etapa.

            Si bien a algunas mujeres les inquietan algunos temas en específicos como por ejemplo su primer baño,  para otras esta la sensación de que el niño es tan delicado que puede pasarle algo, pero recuerda eres su madre y contigo está a salvo.

Primer baño del bebé

           Puede que sin importar el paso del tiempo, esta sea la pregunta que más se hacen las madres, ya que rodea muchas cosas que antes no habíamos considerado, pero calma este proceso es tan normal como todo lo que viene más adelante.

            Si te encuentras confundida y no hayas que hacer o por dónde empezar, no te preocupes, acá te daremos un par de consejos para que te vuelvas toda una experta bañando a tu bebé.

Bañar al bebé por primera vez: ¿cuándo y cómo hacerlo?

            Si bien no existe una fecha o tiempo determinado para darle el primer baño al bebé, comúnmente esta decisión la indica la recomendación del pediatra, dependiendo de la salud del pequeño.

            Pero lo cierto, es que al haber estado tanto tiempo en el vientre materno rodeado de la placenta, el agua no es algo extraño para ellos, por lo que no debemos sentir miedo al momento del baño.

            Usualmente, cuando el bebé aún no ha perdido el cordón umbilical el baño debe de realizarse de la manera más cuidadosa posible, debido a que el área debe permanecer seca, en estos casos el médico sugiere un baño en seco con toallas húmedas

            Consejos para la hora del baño

            A continuación, te daremos un par de consejos que deberías tomar en cuenta al momento del baño:

  • Todo a la mano: Lo primero que debes de hacer es organizar las cosas que necesitas: la toalla, el jabón neutro, la esponja y ropa limpia, de esta manera no tendrás que salir corriendo a última hora.
  • Cuida la temperatura del agua: La piel del bebé es muy delicada, por lo que el agua no puede estar muy caliente ni muy fría porque podría resfriarse, sino tibia entre los 34 y 37 grados.
  • Cero corrientes de aire: Asegúrate de que la habitación donde bañes al bebé no tenga corrientes de aire fría para que no le siente mal.
  • Bañera de plástico o una tina: Los primeros baños (hasta que caiga el cordón) es recomendable hacerlo en una bañera de plástico o tina para que el cuerpo no quede sumergido completamente, incluso puedes colocar debajo de él una toalla.
  • Una hora fija: Es preferible que le des el baño a la misma hora, usualmente que sea tarde noche para que se relaje a la hora de dormir.
  •  Sécalo suavemente: Como ya mencionamos anteriormente, la piel del bebé es muy delicada, por lo que al momento de secarlo debes hacerlo con suma delicadeza. Primero limpia su cabeza, rostro, brazos y piernas y por ultimo su culito.
Facebook Comments