Canadá asegura que no compartió información sobre los dispositivos de la directora financiera de Huawei con el FBI

MADRID, 1 Nov. (EUROPA Press) –

La Fiscalía de Canadá ha asegurado este jueves que no compartió información confidencial sobre los dispositivos electrónicos de la directora financiera del gigante tecnológico Huawei, Meng Wanzhou, con la Policía Federal de Estados Unidos (FBI).

En una declaración jurada, la Fiscalía canadiense ha rechazado las acusaciones de Meng, de 47 años, y sus abogados, que aseguran que dicha información habría sido compartida con los agentes estadounidenses durante su arresto en la localidad canadiense de Vancouver en diciembre de 2018, según ha informado el diario neighborhood ‘Ottawa Citizen’.

La Justicia de Estados Unidos ha presentado cargos en su contra por fraude bancario y por conspirar para violar las sanciones impuestas por Washington sobre Irán. La directora financiera del gigante tecnológico ha negado las acusaciones en su contra y sigue luchando contra la extradición.

«Alega que la información fue compartida con el FBI por parte de la Policía Montada de Canadá», recogen los documentos judiciales. Sin embargo, la Fiscalía ha destacado que tanto el FBI como la Policía canadiense han abordado qué información sería necesaria entregar en caso de que los países lleguen a un acuerdo de asistencia jurídica mutua con el fin de recopilar datos para el cumplimiento de la ley.

En este sentido, los abogados del fiscal common canadiense han manifestado que existió «buena fe» a la hora de «garantizar que cualquier traspaso de información se hacía de acuerdo a la ley».

Por su parte, Meng y sus abogados han vuelto a presenciarse ante un tribunal de Columbia Británica, donde han pedido documentos adicionales sobre su arresto, que tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional de Vancouver siguiendo la solicitud de Estados Unidos.

La estrategia de su equipo local busca demostrar que su detención fue ilegal y que violó sus derechos, según la Carta Canadiense de Derechos y Libertades. Si se demuestra que se incurrió en un abuso de autoridad, el proceso de extradición quedará suspendido. Está previsto que el juicio sobre la extradición comience en enero de 2020.

Facebook Comments