Cansados de los robos, una escuela de educación especial dejó un mensaje para futuros delincuentes « Diario La Capital de Mar del Plata

Te pedimos un favor si nos venís a robar“. Así inicia un cartel que escribieron en el Instituto de Educación Especial Francoise Dolto luego de haber sufrido sucesivos robos en lo que va del año. Las palabras reflejan resignación por lo sucedido y la aceptación absoluta de que en el futuro podría pasar de nuevo.

 

El Instituto Francoise Dolto esta madrugada fue el blanco de delincuentes por cuarta vez en lo que va del año y en este nuevo robo se llevaron elementos del comedor en el que cada día se alimentan unos 50 alumnos: platos, vasos, cubiertos y otros artículos de valor.

El director del establecimiento ubicado en Estrada al 5400, Daniel Sousa, explicó que al llegar al lugar esta mañana el panorama period triste, desolador y dolorosamente repetido: una ventana rota, desorden, vandalismo y faltantes de elementos esenciales para el desarrollo diario de la actividad educativa que desarrollan.

En este cuarto robo del año -sexto si se le suman dos más ocurridos en diciembre-, los delincuentes violentaron una ventana corrediza de un aula e ingresaron. Al ver que no había objetos de valor fueron hasta el comedor, abrieron cuanta puerta de alacena había y se llevaron la vajilla que encontraron.

ESCUELA 03

“Se llevaron lo poco que había, lo poco que fueron dejando los ladrones anteriores”, dijo Daniel Sousa y agregó que ya hizo la denuncia en la comisaría séptima y que si bien nota que hay “voluntad” por parte de la policía, la prevención falla.

Esto es una escuela, es importante todo lo que tenemos de cocina porque los chicos vienen a comer a esta institución“, explican desde el establecimiento educativo a los futuros delincuentes, para que entiendan que eso “poco” que se puedan llevar significa tanto, significa mucho para los alumnos y docentes del lugar.

En el Instituto Francoise Dolto asisten diariamente unos 50 alumnos, además brinda asistencia de propuestas de inclusión a otros 60 chicos que van a otros establecimientos educativos. Alumnos que al llegar encuentran, sin entender, que su colegio ha sido vandalizado, que alguien entró y se robó lo que utilizan cada día.

Esta vez, el director del instituto decidió que, a pesar del robo, las clases no quedaran suspendidas. Que la policía trabaje en el lugar mientras los alumnos ingresan y se acomodan en las aulas que no fueron alteradas por los delincuentes. “Preferimos no perder más días de clases, que el robo no afecte también a la rutina de los chicos”, finalizó Sousa.

 

Si necesitás algo, cualquier cosa, estamos dispuesto a ayudarte. Gracias. La comunidad educativa“, termina el comunicado del Instituto Francoise Dolto, que, lejos de exigir represión por los robos, entiende que hay una necesidad sol y una respuesta en esa necesidad en la educación y la ayuda.

ESCUELA 01

 

Facebook Comments