Cuidados en un bebé recién nacido

Cuidados de un recién nacido
Cuidados de un recién nacido

El final del embarazo al igual que el inicio es un momento lleno de alegría y emoción, pues ya tenemos a nuestro pequeño en brazos y a partir de aquí todos los cuidados que debemos de tener con el son de suma importancia.

            Pero si aún no sabes cuales son estos cuidados exactamente, no te preocupes, continúa leyendo este artículo para enterarte de que van.

Cuidados en un bebé recién nacido

            Para nadie es un secreto que los primeros meses del bebé son fundamentales y los más delicados, pues es aun frágil en ciertos aspectos, por lo que necesita de nuestra ayuda para que crezca sano y fuerte.

            Y aunque muchas veces, no sepamos por donde iniciar la idea es informarnos sobre lo que se debe y no hacer en esta etapa. A continuación te hablaremos un poco más sobre los cuidados principales en la vida de un recién nacido.

El cordón umbilical

            Mientras el bebé se encuentra en nuestro interior recibe todo lo que necesita a través del cordón umbilical, pero una vez nace este deja recibir el aporte sanguíneo y procede a secarse lentamente y posteriormente se cae.

            Pero es muy importante tener un cuidado especial con él, pero este cuidado va a depender del hospital o clínica donde nazca el bebé debido a que son ellos quienes nos indican de qué manera debemos limpiarlo y que utilizar.

            En algunos casos, recomiendan el uso de alcohol de 70ºC, otros por su parte emplean solo agua y jabón, finalmente están los que dicen que no es necesario aplicar algo. Lo importante es la indicación del especialista. 

La ropa en los primeros días

            Aquí nos encontramos con uno de los dilemas que existen, ¿de qué manera vestir al recién nacido?, según especialistas los primeros días es recomendable mantenerlo calentito, pues su cuerpo así estaba mientras se encontraba en el útero.

            Aunque todo puede depender de la zona donde vivamos, en estos casos es mejor consultarlo con el pediatra. Ya luego de los primeros días sabremos diferencias solo con tocar la zona del cuello y la espalda si el bebé siente frío o calor.

La hora del baño

            El primer baño siempre traerá consigo la incógnita de cuando realizarlo, nuevamente es preferible preguntarle al médico cuando debe hacerse y con qué frecuencia. Pues la piel del bebé es muy delicada en estos momentos.

            Una vez decidido el momento, es importante elegir cuidadosamente los productos de limpieza que utilizaremos en nuestro pequeño, estos deben ser especial para él. En cuanto al agua esta debe estar en un término medio, ni muy fría ni muy caliente y secar bien al final.

Cuidado de los ojos, nariz y orejas

            Los primeros días encontraremos con que el pequeño aún se adapta a su vida fuera del vientre, por lo que en algunos casos debemos estar pendientes de estas partes. Debido que al inicio los conductos lagrimales aun no funcionan bien, debemos limpiarlos.

            Esto debe hacerse con mucho cuidado y utilizando un poco de suero y una gasa limpia. En el caso de los oídos, limpiar cuando veamos cera (sin usar hisopos). Mientras que la nariz tendrá moquitos, podemos recurrir al suero fisiológico y lavarla.

Limpiar la zona del pañal

            Esta parte es recomendable hacerla diaria, al menos una o dos veces al día utilizando agua y jabón. Usualmente se comienza limpiando los genitales hasta el culito, de manera que no caigan heces en la zona genital.

Incomodidad en el culito

            Algo muy común en esta etapa, es la irritabilidad en la zona del culito, debido al pañal o al calor, en estos casos podemos recurrir al cambio de la marca del pañal o utilizar una pomada especializada.

Facebook Comments