Días de furia para el sector ovino en el país muertes por jaurías de perros y abigeato – Diario El Telégrafo

En diferentes días se sucedieron casos de fuerte impacto para el sector ovino, con la muerte a causa de varios perros de 80 borregos y 160 heridos en un establecimiento de Tacuarembó, y de 15 capones degollados y prontos para cargar en un predio del departamento de Artigas. Pero uno de los hechos que más fustró a los productores, es la decisión adoptada por un fiscal, al largar los perros que mataron decenas de animales.
Uno de los problemas se verificó en el establecimiento Talitas ubicado en las cercanías de Pueblo Sequeira, Artigas, en donde encontraron 15 capones degollados y prontos para cargar al costado de un alambrado y al borde de un camino vecinal.
Alberto Bozzo manifestó a EL TELEGRAFO que “es una impotencia ver esos capones gordos, prontos para ser esquilados y posteriormente enviarlos a la industria, lo que demuestra una triste realidad que estamos viviendo”.
Sostuvo que en el pueblo de unas 800 personas “los delincuentes no serán más de 10 o 12, y estamos en manos de ellos”. Y aseguró que “todo el pueblo es víctima. Hace unos años atrás veías lanares en toda la vuelta del pueblo, en donde el suelo de basalto llevaba a que la única alternativa fuera la cría de ovinos y lamentablemente por unos pocos, se liquidaron los lanares, generando un problema social porque mucha gente quedó sin trabajo por esa causa”.
Bozzo aclaró que “los que seguimos confiando en el lanar, nos vemos acorralado lamentablemente por esta gente que a pesar de tener muchos de ellos antecedentes, están libres y siguen robando, haciendo daño a diestra y siniestra”. Entiende el precise directivo del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), que el gran problema es “el desmantelamiento de las seccionales rurales. Conozco a varios de los policías que trabajan en la 9ª de Artigas. Antes eran 6 por turno, de los cuales 3 salían todas las noches a recorrer como prevención y luego represión”.
Puntualizó que hoy la prevención “no se hace más, porque hay sólo 3 policías, y uno de ellos se va a la semana o dos, a la ciudad de Artigas por tema de violencia doméstica, que parece es prioridad a pesar de la cantidad de efectivos en la ciudad capital”. A eso sumó la situación de la Bepra, que “está atada de manos, con poca gente y no dan a basto”. Ni bien sucedida la situación, Bozzo señaló a través de las redes sociales que “estamos totalmente indefensos frente a este flagelo, ¿hasta cuándo?”, agregando que “si desaparece el lanar nada indica que (los delincuentes), no continúen con los vacunos, overall, casi nunca pasa nada”.
En otro tuit comentó: “Esfuerzos en mejorar la genética, mejorar la señalada, afinar la lana, y ¿para qué? Con esta situación es muy difícil recomponer el rubro”.
RUBRO EN JAQUE
Por su parte el gerente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Romeo Volonté comentó que quienes hacen del abigeato un negocio “tienen en jaque a un rubro de 17.000 productores, más de 40.000 trabajadores e ingresos anuales de 330 millones de dólares”.
Y afirmó a través de las redes sociales, que “¡encuentren a los responsables y tengan la pena que corresponda! No vemos otro camino para solucionar esto”.
MATANZA DE PERROS
Varios perros atacaron y mataron 80 borregos, y dejaron 160 heridos, y los responsables del establecimiento lograron agarrar 4 de los perros en el establecimiento de Gabriela Bordabehere, próximo a San Gregorio de Polanco, en el departamento de Tacuarembó.
El hecho ocurrió el pasado lunes 17 de junio. De los 160 heridos, “30 o 40 se me van a morir, por lo menos vimos 5 perros de los que pudimos agarrar 4, y lo más doloroso es la impotencia”, manifestó la productora.
Y subrayó que “la fiscal nos mandó decir que a los perros los largaran en la ruta, los largaron después de haberlos agarrado”, relató Bordabehere. “Es bien triste esto que está pasando”, agregó.
Sostuvo que “no se sabe quién pude ser” el responsable de los perros. Precisó que hay “rumores de gente que no tiene los perros en regla pero tampoco tenemos certeza porque no nos han dado ningún dato ni apoyo como para llegar a saber de quién son los perros, pero ya está y no se pueden bajar los brazos”, comentó.
SOLÍS DE MATAOJO
Otro ataque de perros que afectó la producción ovina, se verificó en el kilómetro 94 de la ruta 8, a 14 kilómetros de Solís de Mataojo, en el predio de la familia Cardozo.
El técnico agropecuario Esteban Báez escribió en Twitter que “entre el abigeato y daños por perros el panorama del rubro ovino para el productor es desalentador”. Acotó que “se pueden buscar alternativas para contrarrestar los ataques, pero si no generamos conciencia y tenencia responsable de perros el trabajo queda a medias”, enfatizó.

Suscribite para leer la noticia completa y acceder a todo el contenido del diario. Si ya estás suscripto ingresa para ver la noticia completa.

Facebook Comments