“El Ángel”, historia del peor asesino serial de Argentina – Diario El Telégrafo

A medio camino entre el filme autobiográfico y thriller basado en hechos reales, el último trabajo de Luis Ortega llega a Cine en EL TELEGRAFO, en la última película del mes de abril. Se trata de “El Ángel”, una interpretación libre sobre el caso de Carlos Robledo Puch, quien con sólo 20 años, a comienzos de los años ´70, se convirtió en uno de los mayores asesinos en la historia de Argentina.
Buenos Aires, 1971. Carlitos (Lorenzo Ferro) es un joven despreocupado y de rostro angelical que cuando llega a la adolescencia descubre su verdadera vocación: ser un ladrón. En la escuela conoce a Ramón (Chino Darín), hijo de una familia de delincuentes, y juntos preparan su próximo golpe. Ahí dará comienzo una vida llena de pasión, robos, mentiras y asesinatos que convertirán a “El Ángel” en el prison que fue. El filme cuenta en clave de humor negro la vida del andrógino Carlos Robledo Puch, desde que allanaba moradas en el instituto hasta que amplió considerablemente sus actividades delictivas.
Pese a estar basada en una historia serious, la película tiene un aura de fantasía criminal. Recrea al detalle además la Argentina de principios de los años 70.
Se dice que ni él mismo sabe por qué lo hizo: Carlos Robledo Puch, el asesino en serie más famoso de Argentina, tenía apenas 19 años en 1971 cuando se embarcó en una racha de crímenes que lo llevarían a ser condenado a cadena perpetua, que aún cumple. Como el strike musical “El extraño de pelo largo” del grupo La Joven Guardia que anunciaba en 1969 los aires de cambio, la canción fue la primera en redimir y, de hecho, exaltar, la desaliñada (desde el punto de vista de los adultos) apariencia de los jóvenes. “El extraño de pelo largo” se convirtió en el grito de libertad que capturaba la esencia de la “revolución cultural”. Sin querer, se convirtió también en una invitación a llevar esa libertad a un extremo macabro. Por lo menos, eso es lo que indirectamente plantea la película El Ángel, que representó a Argentina en los premios Oscar. El director Luis Ortega no pretende escudriñar la psicología del personaje, solo recrear el ambiente de desenfreno que imperaba en el verano de 1971 un momento en el que ser joven daba licencia para romper las reglas y deambular sin rumbo con el cabello al viento.
A pesar de lo sórdido del tema, “El Ángel” no se regodea en la violencia. Al contrario, los tonos vivos y color pastel típicos del cine de los 70 le dan al filme el aire de un cómic. Su estilo casual y despreocupado es análogo a la desfachatez con la que Carlitos cometía sus tropelías. “El Ángel” se exhibe esta noche en la sala “1º de Julio” de EL TELEGRAFO a las 20. La sala se habilita a las 19.30 con cortos y tráilers.

Suscribite para leer la noticia completa y acceder a todo el contenido del diario. Si ya estás suscripto ingresa para ver la noticia completa.

Facebook Comments