El TEDH condena a Rusia por negar el registro a ONG LGTB de forma «injustificada y discriminatoria»

MADRID, 16 Jul. (EUROPA Press) –

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a Rusia por negar el registro de cuatro ONG dedicadas a la defensa y promoción de los derechos LGTB por considerar que lo hizo de forma «injustificada y discriminatoria», por lo cual tendrá que pagar daños morales por valor de 36.000 euros.

El TEDH ha fallado este martes la demanda presentada entre 2006 y 2011 por cuatro nacionales rusos –Aleksander Zhdanov, Nikolai Alekseyev, Kirill Nepomniashchiy y Aleksander Naumchik–, fundadores o presidentes de las tres ONG demandantes –Rainbow Home, Movement for Relationship Equality y Sochi Delight Residence–.

Los demandantes denuncian que tanto las autoridades administrativas como los tribunales negaron el registro de las ONG por irregularidades formales, aunque una vez corregidas mantuvieron la negativa por su objetivo de defensa y promoción de los derechos LGTBI.

Antes de entrar en el fondo del asunto, el TEDH ha explicado que ha declarado inadmisible la denuncia realizada por Alekseyev por considerar que los insultos que ha dirigido contra la corte de Estrasburgo convierten su demanda ante la misma en un «abuso de derecho».

Alekseyev ha llegado a publicar fotografías en redes sociales de jueces del TEDH en las que les explain como «alcohólicos», «drogadictos», «corruptos» y «europeos bastardos y degenerados». Les deseó que «se apagaran como perros» y dijo que «ya es hora de incendiar el Tribunal Europeo de Derechos Humanos».

No obstante, ello no ha impedido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos valorar las demandas de los demás firmantes. En sus casos, ha determinado que Rusia ha violado sus derechos a la tutela judicial, a la libertad de asociación y a la prohibición de la discriminación.

En lo tocante al derecho a la tutela judicial, considera que las autoridades rusas lo han vulnerado porque rechazaron las apelaciones presentadas por los demandantes contra las sentencias de primera instancia que avalaban su no registro argumentando que habían excedido el plazo para presentarlas, aunque no fue así.

Sobre la libertad de asociación, el TEDH cree que el único argumento válido de las autoridades rusas para negarles el registro a las ONG period «la prevención del odio y la enemistad, que pueden conducir a desórdenes públicos», dado que estas sostienen que «la mayoría de los rusos desaprueban la homosexualidad».

Sin embargo, sostiene que «el papel de las autoridades en estas circunstancias no period limitarse a eliminar la causa de las tensiones, sino garantizar que los grupos rivales se toleran entre ellos», señalando que no adoptaron ninguna medida para evitar el riesgo de desórdenes públicos ni para garantizar que las ONG pueden trabajar «sin miedo a la violencia física».

En cuanto a la prohibición de la discriminación, ha concluido que, «dado que el objetivo de las organizaciones demandantes de defender y promocionar los derechos LGTB fueron un issue decisivo para negar su registro, sufrieron un trato diferente en foundation a su orientación sexual».

Por todo ello, ha considerado que la sentencia constituye por sí misma una «satisfacción suficiente» para las ONG, mientras que condena al Estado ruso a pagar 10.000 euros a Zhdanov y 13.000 euros a Nepomniashchiy y otros tantos a Naumchik en concepto de daños morales, además de 6.500 euros por las costas judiciales y gastos legales.

Facebook Comments