en un mes el gas aumentó casi un 100% « Diario La Capital de Mar del Plata

“Nos están fundiendo cuando el negocio es rentable” resume Sebastián Azconovieta, uno de los responsables de la pileta y centro de rehabilitación Clevert. “Así no se puede aguantar”, aporta César Rosso, titular de un natatorio que lleva una década en la ciudad. “Está muy complicado y faltan los peores meses”, añade Raúl Alvarez de Aguas Blancas.

Los dueños de los natatorios de la ciudad están en alerta: el aumento del gasoline en el último mes trepó casi al 100%.

Si bien los incrementos en las tarifas de los servicios públicos impactan desde hace algunos años, la boleta del fuel correspondiente a mayo, sorprendió a todos: la cifra duplica a la de los meses anteriores. El fuel necesario para climatizar las piletas obliga a un consumo muy excellent a la de otras pymes, lo que pone en riesgo la rentabilidad.

“Tengo miedo por los empleados”, admite Azconovieta luego de mostrar la factura de mayo: 60 mil pesos. Los meses anteriores la cifra llegaba a 35 mil.

“Todo esto nos complica mucho. El nuestro es un negocio rentable. Abrimos hace tres años porque vimos una buena rentabilidad pero hoy en día nos están fundiendo cuando el negocio es rentable. Es el único país donde se funde un negocio que es rentable”, cuenta.

Clevert surgió como un emprendimiento de tres profesores de educación física. Trabajan con rehabilitaciones y el complejo incluye un gimnasio. El aumento en el gas no es el único. “En electricidad, pasamos de pagar 24 mil pesos, a 32 mil, y todavía faltan dos aumentos más. Con el IVA también nos está acribillando”, remarca.

La pileta cuenta con alrededor de 20 empleados entre profesores, administrativos y particular de maestranza,

“Tengo miedo por la situación de ellos”, reconoce Sebastián y agrega: “Creemos que si no hay un cambio, se va a sentir más adelante, faltan dos aumentos y vienen los meses de más frío”.

En Aguas Blancas el panorama no es muy distinto. La factura de gas de abril fue de 29 mil pesos y la de mayo fue de 64 mil.

“Tenemos un nivel de gasto muy elevado. Se necesitan al menos 70 socios sólo para pagar el fuel. Y ha mermado mucho la cantidad de gente”, cuenta Raúl Alvarez, responsable del natatorio.

“En todos los natatorios pasa lo mismo. Todavía no llegaron las facturas más caras”, agrega y remarca que la mayoría de las piletas no son “recreativas sino que apuntan más a rehabilitación”.

El natatorio Rosso lleva diez años en Mar del Plata y el genuine es “por lejos el peor momento”, según el propietario, César Rosso.

En los primeros meses del año, la factura de gasoline fue de 30 mil pesos. En abril se elevó a 50 mil y en mayo a 86 mil.

“Hay que hacer algo porque así no se podrá seguir. Encima, en invierno el consumo se triplica”, avisa. Y agrega: “Los incrementos de todos los gastos respecto al año pasado fueron de un 50%. Nosotros solo aumentamos el 20% y resignamos el resto porque sino la gente deja de veir”. El natatorio cuenta con alrededor de 40 empleados.

El significativo aumento en las facturas generó que los propietarios de las piletas se juntaran para iniciar acciones en conjunto en busca de una solución. El primer paso fue dirigirse a la Defensoría del Pueblo. Con el apoyo de los defensores, mantuvieron una reunión en Camuzzi a la que se sumaron la Cámara de gimnasios y la Asociación Hotelera Gastronómica. Allí presentaron un petitorio con la descripción de la situación que atraviesan.

Luego, mantuvieron una reunión con los presidentes de bloque del Concejo Deliberante a los que le plantearon la problemática.

“Nos juntamos porque sino, vamos al muere. Faltan los meses de más frio junio julio agosto y los natatorios somos los más afectados. No sabemos que hacer”, coincidieron.

El principal motivo del aumento en las últimas tarifas es que para la mayoría de los casos dejó de implementarse la tarifa social para pymes, un programa lanzado en septiembre del año pasado por la Secretaría de Energía de la Nación y aprobado por el Enargas. La resolución indicaba quela tarifa no podía aumentar más del 50% de los que hubiese pagado con la tarifa anterior. Hasta marzo rigió sin problemas, pero luego ya no se aplicó de igual manera.

Diferentes interpretaciones a la resolución por parte de la Secretaría generaron que muchas pymes no cuenten con este beneficio.

Desde la organización Consumidores Argentinos señalaron que “se invirtió la fórmula del cálculo”. “El problema de fondo es que lo que no pagan los usuarios, lo tiene que pagar el estado”, consideraron en Consumidores.

El viernes, la Justicia dictó una medida cautelar que obliga a Camuzzi Fuel Pampeana, al estado nacional y al Enargas a rever la facturacion de un complejo natatorio de Mar del Plata en el mes de abril.

Se trata de una demanda iniciada por el responsable del complejo Aguas Blancas luego de recibir en el mes de abril una factura de 64 mil pesos de gas, cuando la anterior había sido de 29.

— “Hay que darle mucha visibilización al tema”

La Defensoría del Pueblo fue el primer lugar al que recurrieron los comerciantes perjudicados por los aumentos a pedir ayuda. Los defensores generaron una reunión en Camuzzi y otra en el Concejo Deliberante y ahora apuestan a hacer “una gran visibilización del tema”.

Fernando Rizzi, uno de los defensores consideró que la situación es “muy difícil” ya que “son facturas de fuel correspondientes a los meses más templados y todavía faltan las del invierno”.

“No es que no quieren pagar sino que no pueden. Son valores, que si se suman la luz, el gasoline y el agua, hacen que más de uno piense en no continuar con el comercio”, agregó.

El defensor del pueblo adelantó que buscarán difundir el tema donde sea posible y aseguró que planifican acciones en conjunto con otras entidades y organizaciones sindicales.

“La concept es hacer una gran visibilización del tema. Que la problemática trascienda el conocimiento de unos pocos y para eso, contó el ex concejal. Y agregó: “Pensamos la posibilidad de seguir uniendo sectores. Estamos hablando con la UCIP, con los gremios, con las dos CTA y la CGT, con otros sectores. La concept es generar una gran movilización que genere que desde la Secretaría de Energía de la Nación, vean la problemática y se genere el compromiso de, al menos, tratar el tema”.

Rizzi consideró necesario un “cambio de legislación, recuperar el programa Mipyme y reflotar el tema de la recategorización de Mar del Plata que no puede quedar muerto”.

Los lavaderos y los gimnasios también sufren la fuerte suba de tarifas

Facebook Comments