«Es macabro», dicen los profes que encontraron al chico de 12 años asesinado de 15 puñaladas – 06/07/2019

Horas eternas, heladas y de angustia sufrieron los vecinos del pueblo de Recreo, a unos 20 kilómetros al norte de Santa Fe cash. Diego Román, de 12 años, no aparecía. Lo habían visto en la práctica de fútbol, algunos compañeritos recordaban que se había ido hacia una parte de vegetación tupida cuando su madrastra lo había ido a buscar. Pero nadie sabía de él. La búsqueda ya estaba en marcha.

Diego Román tenía 12 años y fue hallado sin vida en la noche del jueves, en una zona de cañaverales, separada unos 250 metros de una calle de acceso. (Aire Digital Santa Fe)

Diego Román tenía 12 años y fue hallado sin vida en la noche del jueves, en una zona de cañaverales, separada unos 250 metros de una calle de acceso. (Aire Electronic Santa Fe)

El presidente del club Social Central Oeste, Jorge Vicente, donde el niño jugaba al fútbol, encabezó uno de los grupos para recorrer la zona. Los otros encargados del rastrillaje eran cuatro profesores de la escuela 1338. Se dividieron la tarea en colaboración con la policía. Hasta que llegó el momento más temido. Entre todos encontraron el cuerpo entre la vegetación de un descampado cercano a la casa del propio chico.

«Lo encontramos en un cruce de alambrado de campos. Hicimos un rastrillaje por zonas con la policía y lamentablemente fuimos nosotros los que lo encontramos, estaba desnudito y la ropa al lado», afirmó Vicente a diario UNO de Santa Fe. Agregó que había visto a Diego por última vez el martes, cuando fue a entrenarse al club.

Por otra parte, Jorge Silva, uno de los cuarto docentes que organizaron el jueves por la mañana la búsqueda, fue uno de los vio el cuerpo tirado entre los pastizales. «Diego period un ángel de paso. Period muy bueno. Nunca pensamos que iba a terminar en esto que es macabro», describió.

Mientras tanto, este sábado familiares, amigos y vecinos despiden a Diego Román en la sala velatoria municipal. Sus restos serán enterrados este sábado a las 14 en el cementerio de la localidad.

«Es un pibito cumplidor, calladito, que tiene su grupito de cuatro o cinco del mismo barrio. Primero pensamos que como hacía frío no lo habían mandado. Muy buen alumno, cumplidor, respetuoso. Nunca faltaba a la escuela. Cuando llegaba te decía ‘buen día, buenas tardes’. Cuando se iba te decía ‘gracias profe'», detalló el profesor.

Sobre los motivos que indican que Diego se habría escapado de un primer momento de su hogar, Silva dijo que «nunca nos comentó nada, por ejemplo si tenía problemas en la casa como están diciendo. Estaban jugando en unas de esas canchitas barriales que se arman entre pibes. Cuando supo que venía su madrastra dejó sus útiles y todo lo que tenía tirado y se fue para el lado del campo. Eso dicen ahora, pero viste que son chicos de as soon as o doce años, es una edad difícil».

La madre, contra el padre

«Yo pido justicia por mi hijo y que los culpables paguen, especialmente el padre, culpable con la madrastra», aseguró María, madre de Diego Román, a Aire Electronic de Santa Fe.

La mujer explicó que no tenía comunicación con sus hijos, entre ellos Diego, desde que se separó de su marido y lo acusó de «incomunicarla» con ellos.

«Las veces que vine a Recreo a visitar a mi familia, él me amenazó que no me acercara a los chicos porque yo para ellos ya estaba muerta. Intenté estar con ellos, los iba a ver a la canchita a la que siempre iban y ellos me miraban y lo veían a él y se iban lejos de mi», relató María.

Según la mujer, los chicos eran sometidos a malos tratos y su hija de nombre Juliana «se escapó hace seis meses» por ese motivo.

«Me dijo que se iba porque estaba cansada del maltrato del padre y me contó que la madrastra maltrataba a todos», destacó.

Mirá también

Sobre el día de la desaparición de Diego, dijo que su ex marido no le avisó nada y que se enteró por sus hermanas, sobrinos y amigos.

«Yo voy a hacer justicia por mi hijo, así tenga que hacer justicia por mano propia», advirtió la mujer, quien hacía cinco meses que no veía a su hijo.

María afirmó que hace cuatro años que está separada del padre del niño y que si bien al principio la relación era buena, cuando formó una nueva familia desapareció con los hijos y nunca la llamó para informarle.

«Cada vez que intentaba hablar con él, me insultaba, y para que los chicos no tengan problema con él, yo me alejé», agregó la mujer, quien dijo que pedirá a la Justicia que le dé la tenencia de sus otros dos hijos.

Facebook Comments