Identificaron a 301 personas enterradas como NN, pero aún quedan 160 sin pistas – 25/06/2019

Resulta difícil pensar en algo más angustiante que afrontar la desaparición de un ser querido: las búsquedas interminables, las pistas falsas, la esperanza que se apaga con el paso del tiempo. De sobra lo saben las víctimas del terrorismo de Estado y las familias que, ya en democracia, de un día para el otro tuvieron que salir a la calle a reclamar justicia con una foto colgada del cuello.

Eso, por ejemplo, le pasó a Marina y Daniel Castro, padres de Maida Natalí Castro (17), quien desapareció de su casa de Villa Lugano el 11 de marzo de 2010. La chica recién fue encontrada 5 años más tarde, enterrada como NN en el cementerio de General Villegas. La habían matado un día después de que la vieran por última vez. Como no tenía documentos encima, fue a parar a una tumba NN.

Identificaron a 301 personas enterradas como NN.

Identificaron a 301 personas enterradas como NN.

El cuerpo de Maida pudo ser ubicado gracias a un programa que había comenzado a funcionar en 2013 y que unió los esfuerzos de la Procuraduría de Trata (Protex), la ONG Colectiva de Intervención Ante las Violencias (CIAV) y el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El objetivo: «unificar, cotejar y comparar datos que se encontraban aislados» para poder identificar a las personas enterradas como NN a partir de 1983 en cementerios de todo el país.

Mirá también

Gracias a ese trabajo ya pudieron ser identificadas 301 personas (277 hombres y 24 mujeres). Pero, sólo en la mitad de los casos, tener el nombre el apellido y el DNI ayudó a encontrar a sus familiares. Hoy 160 de los NN identificados (12 mujeres y 148 hombres, todos mayores de edad) aun esperan completar su historia.

El informe sobre estos casos fue publicado esta semana por el sitio www.fiscales.gob.ar de la Procuración Standard de la Nación e incluye un movie para que la gente acceda a él si tiene dudas.

La strategy es que quienes tengan personas desaparecidas desde 1983 con las características de los 160 que faltan ubicar se comuniquen con el número 011-3754-2921 (interno 3007). 

Un trabajo hormiga

Durante todo marzo de 2015, un equipo de la Protex y del CIAV se internó en el Registro Nacional de las Personas (Renaper) para sistematizar las fichas de las personas adultas fallecidas que figuraban como NN en los cementerios nacionales y provinciales.

Eso dio un número inicial: se recolectaron 5.329 fichas. Pero allí se debió aplicar el primer filtro y tomar sólo las que contaban con una huella electronic para su cotejo e identificación. Entonces el número se redujo a 3.015 personas.

Pero ahí surgió otro problema. «Como no siempre es fácil tomarle las huellas a un cadáver (por su estado de conservación), nos encontramos con casos en los que, en lugar de la huella del fallecido, aparecía la de un policía, o la de un empleado de la morgue, incluso la del dueño de una funeraria. Esas fichas tuvieron que ser descartadas para su análisis, lamentablemente», explicó a Clarín Alejandra Mangano, de la Protex.

Mirá también

Una vez que se seleccionaron las 3.015 fichas con huella dactilar, el Ministerio de Seguridad de la Nación las cotejó con distintas bases de datos (pasaportes, DNI, AFIS, cédula de identidad policial) y fue de esa forma que se llegó a una lista más reducida de 301 nombres.

Entonces empezó, en un punto, la tarea más difícil: tratar de contactar a los familiares e informarles oficialmente que esa persona que tanto buscaron -y que tal vez tenían esperanza de volver a ver con vida- en realidad había sido enterrada como NN.

Mirá también

Se trató de un trabajo muy delicado y por eso en la página internet de Fiscales no aparecen los nombres de las 160 personas identificadas que aún nadie reclama. Para chequear hay que llamar a los teléfonos difundidos por la Procuración.

Y estamos hablando no de cientos, sino de miles de potenciales historias. Según estadísticas del Sistema Federal de Búsqueda de Personas (Sifebu), creado en octubre de 2016,todavía 13.558 permanecen perdidas o desaparecidas en nuestro país.

EMJ

Facebook Comments