La Corte Suprema confirmó que seguirá detenido un narcotraficante de Rosario

Detenido en 2014 por liderar un banda narco, señalado como un pesado del delito en la zona sur de Rosario, involucrado en casos de encubrimiento, portación de arma de guerra y usurpación de viviendas, Miguel Angel Medrano seguirá detenido por una orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Con los votos de Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, el máximo Tribunal resolvió la semana pasada desestimar “la presentación directa” del defensor oficial y ratificó el fallo de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario.

La historia de Medrano con el delito se remonta a 2006, cuando fue detenido con un arma de fuego. En 2013 sumó otra causa por encubrimiento. Pero recién en 2014 fue atrapado por lo que los investigadores creen era su principal actividad: la comercialización de drogas.

«Culín», como lo apodaban en su entorno y en el mundo del hampa, cayó el 16 de marzo de 2014 luego de que la policía allanara nueve domicilios. Dieciséis personas, además de Medrano, quedaron involucrados en la causa por tenencia de estupefacientes “con fines de comercio y en forma organizada”. En los operativos se incautó marihuana y cocaína. En la casa que habitaba Medrano se encontraron 348,5 gramos de cocaína y 661 gramos de marihuana.

Un Tribunal de primera instancia consideró que no existían elementos que permitan presumir que el imputado «eludirá la acción de la justicia o entorpecerá la investigación», y que además «no resistió a la detención», por lo que en diciembre de 2016 le concedió la excarcelación mientras aguardaba el juicio.

Mirá también

La sala B de la Cámara Federal de Rosario rechazó esa decisión, en julio de 2017. Mientras gozaba de la libertad concedida en primera instancia fue detenido por intentar usurpar un departamento en la zona sur de Rosario.

Uno de los que cayó en los allanamientos por narcotráfico de 2014 fue Rodolfo “»Petete»” Palavecino, víctima luego de un triple crimen con trasfondo narco cometido en marzo de 2018. A Palavecino lo acribilló un grupo comando en una vivienda de Colón 3897, una de las nueve en la que la policía irrumpió en 2014.

En la cuadra de Colón al 3800 fueron allanadas cuatro viviendas. Para los vecinos no era ninguna novedad que funcionaban como bunkers para la venta de drogas. En una de ellas había vivido Medrano antes de mudarse de barrio.

Mirá también

Tío de Milton y José Damario, dos renombrados sicarios de Rosario, a Medrano se lo investigaba por manejar distintos puestos para la venta de drogas.

La zona sur de Rosario estaba atravesada por la disputa territorial entre dos clanes: los Funes y los Camino. En el 3800 de la calle Colón los episodios con balaceras, heridos y muertes se han repetido en los últimos años con una frecuencia que espanta.

Facebook Comments