La Justicia de Kenia mantiene la criminalización de las relaciones homosexuales « Diario La Capital de Mar del Plata

NAIROBI, Kenia.- El Tribunal Exceptional de Nairobi declaró este viernes constitucionales los artículos 162 y 165 del Código Penal de Kenia que penalizan las relaciones homosexuales con hasta 14 años de prisión, y desestimó así un recurso interpuesto por el colectivo LGTBI.

“Los demandantes fracasaron a la hora de demostrar que las disposiciones sean discriminatorias”, dictó el magistrado John Mativo, ante una sala abarrotada de miembros de este colectivo y periodistas.

Los jueces argumentaron que los artículos no se dirigen en exclusiva a las personas LGTBI (Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales), por lo que cualquiera que cometa estos actos puede ser castigado.

Este recurso, interpuesto en 2016 por grupos professional-LGTBI en Kenia, defendía que ambos artículos, que datan de la period colonial, eran discriminatorios, fuente de homofobia y contradecían el principio constitucional de que todas las personas son iguales ante la ley.

El 162 establece que cualquier persona que mantenga “conocimiento carnal contra natura” puede ser condenado con hasta 14 años de prisión, mientras que el 165 decreta cinco años de cárcel por “prácticas indecentes entre hombres”.

El pasado 22 de febrero, fecha en la que estaba previsto que esta Corte ya dictara sentencia, el fallo fue aplazado en el último momento, según Mwita, ante la incapacidad de afrontar tal volumen de trabajo.

Los demandantes pueden ahora recurrir esta sentencia ante una corte de apelaciones, y en última instancia ante el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial del país, en un proceso que puede durar años.

La jueza Roselyne Aburili consideró que, a pesar de que los denunciantes  no pedían la legalización del matrimonio homosexual, la derogación  de estos artículos pondría al mismo nivel las parejas  heterosexuales con las homosexuales, a las que concedería un  estatus “parecido al del matrimonio” y “abriría indirectamente la  puerta a las uniones entre personas del mismo sexo”.

La magistrada, al frente de un comité de tres jueces, dijo que la cuestión de la homosexualidad había sido debatida durante la redacción de la Constitución de este país, aprobada por referéndum en 2010, y que los kenianos “no consideraron entonces necesario legalizar el matrimonio homosexual”.

Aburili también recordó que el artículo 45 de la Constitución sobre la definición de familia especifica que “cada adulto tiene derecho a casarse con una persona del sexo opuesto”.

En abril de 2018, las autoridades kenianas prohibieron la proyección del filme de romance lésbico “Rafiki”, e incluso el propio presidente keniano, Uhuru Kenyatta, llegó a afirmar que la homosexualidad no es un rasgo “per se” africano ni un “tema pujante” en su país.

Veintiocho de los 49 países de µfrica subsahariana penalizan las relaciones homosexuales, e incluso algunos como Sudán y el norte de Nigeria, bajo la ley islámica, tipifican la pena de muerte para castigar estos actos, si bien raramente se aplica.

Países como Angola, Mozambique y las Seychelles ya no criminalizan los actos homosexuales, mientras que otros como Chad y Uganda intentaron recrudecer su legislación en los últimos años.

Facebook Comments