La Presidencia de Rusia recalca que varios asuntos en el caso del periodista Ivan Golunov «han de ser aclarados»

Publicado 10/06/2019 13:27:58CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA Press) –

La Presidencia de Rusia ha asegurado este lunes que «sigue muy de cerca» el caso del periodista detenido Ivan Golunov, especializado en investigaciones sobre corrupción, y ha recalcado que varios asuntos han de ser aún aclarados.

«El presidente (Vladimir Putin) fue informado de este caso. El Kremlin no hace comentarios sobre los casos, y tampoco lo hará esta vez», ha indicado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov.

Asimismo, ha manifestado que «teniendo en cuenta la gran visibilidad del caso, se están siguiendo de cerca todos los detalles». «Entendemos que varios asuntos que han de ser aclarados siguen en la agenda», ha remachado, según ha informado la agencia rusa de noticias Tass.

Golunov, de 36 años, fue detenido el jueves en el centro de Moscú cuando se dirigía a una reunión con una de sus fuentes. Un tribunal dictó el sábado arresto domiciliario contra él. El periodista está acusado de posesión de droga y ha recibido atención hospitalaria por heridas en la cabeza. La Policía ha hallado más droga en su vivienda.

El abogado defensor Dimitri Djulai expresó sus sospechas en torno a la actuación policial y aseguró que los agentes pudieron colocar la droga en la mochila para incriminar a Golunov. Asimismo, denunció que su cliente fue golpeado y que la Policía no le tomó ninguna muestra que permitiese confirmar si había estado en contacto con las drogas.

PORTADA CONJUNTA DE TRES DIARIOS

Entretanto, durante la jornada de este lunes, los tres principales rusos sobre temas económicos –‘Vedomosti’, ‘Kommersant’ y ‘RBC Daily’– han publicado una declaración conjunta en la que piden revisar la legalidad de las diligencias abiertas contra Golunov.

«Las pruebas inculpatorias contra Ivan Golunov no nos parecen convincentes, y las circunstancias de su detención hacen muy cuestionable la observancia de las leyes durante las diligencias sumariales», han señalado en su declaración, que aparece en portaba bajo el título ‘Somos Ivan Golunov’.

«No descartamos que la detención de Golunov y el subsiguiente arresto tengan que ver con su actividad profesional», han señalado, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Asimismo, unas 130.000 personas han firmado hasta la fecha una petición en la plataforma Transform.org en la que piden a la Fiscalía liberar al periodista y esclarecer las circunstancias de su detención.

HABÍA SIDO OBJETO DE AMENAZAS

La empresa editora del portal para el que trabajaba, Meduza, ha dicho en un comunicado que Golunov había sido objetivo de amenazas en los últimos meses, supuestamente por una historia en la que estaba trabajando.

«Estamos convencidos de que es inocente (…) Es más, tenemos indicios para pensar que está siendo perseguido por su actividad periodística», sostuvo en un comunicado.

La Policía de Moscú, sin embargo, ha negado cualquier irregularidad y ha asegurado que las acusaciones sobre los supuestos golpes infligidos a Golunov «no se corresponden con la realidad». En caso de ser declarado culpable, se enfrentaría a una condena de entre 10 y 20 años de cárcel.

La agencia de noticias Interfax ha informado citando a un sanitario bajo condición de anonimato de que Golunov tiene múltiples abrasiones en el pecho, hematomas en los costados y heridas en la cabeza. Sin embargo, ha recibido el alta hospitalaria.

Sin embargo, el jefe de internos del hospital, Alexander Miasnikov, ha señalado en declaraciones a RIA Novosti que Golunov no tenía ninguna herida grave.

Varios periodistas rusos han sido procesados, amenazados y asesinados en los últimos años. En 2017 la periodista Yulia Latinina tuvo que huir del país tras una serie de agresiones.

Facebook Comments