«Lo único que quiero es justicia por mi hijo», dijo la madre del ladrón muerto – 22/04/2019

El jurado la miró atenta, algunos hasta tomaron nota. Silvia Krabler (46) se sentó y contó delante de todos cómo fue el día que se encontró con su hijo muerto. Es la madre de Ricardo “Nunu” Krabler (24), a quien el médico Lino Villar Cataldo (64) le pegó cuatro balazos cuando quiso evitar que le robara su car, en Loma Hermosa. La mujer fue la primera testigo del jucio por jurados que tiene en sus manos la suerte del cirujano.

Lo único que quiero es que se haga justicia por mi hijo. Ese día me levanté a las siete de la mañana para cuidar a los hijos de una amiga. Le di un beso a mi hijo, que estaba durmiendo, y me fui. Después me llamaron para avisarme”, relató la mujer, visiblemente nerviosa.

El médico Lino Villar Cataldo (de anteojos), en el inicio del juicio por jurados en San Martín.

El médico Lino Villar Cataldo (de anteojos), en el inicio del juicio por jurados en San Martín.

“Lo único que pedía es, de corazón, que por favor se fijaran cuántos tiros tenía mi hijo. Quería verlo. Todos habían estado ahí, pero a mí no me dejaban acercarme a ver a mi hijo muerto”, recordó Silvia sobre la noche del 26 de agosto de 2016.

Minutos antes, la jueza Carolina Martínez había explicado los lineamientos del juicio a los 12 integrantes del jurado (6 mujeres y 6 hombres) más los 6 suplentes. Les dijo que tienen prohibido hablar de lo que pasa en la sala. Tampoco pueden debatir ni informarse sobre el tema, ni llevarse las notas que tomen cada día.

Mirá también

El médico llegó tranquilo, rodeado de policías. Fue por orden del tribunal después de una denuncia por amenazas. “Para evitar cualquier tipo de intimidación tiene guardia policial”, aclaró Diego Szpigiel, su defensor. Siempre se movió rodeado por seis agentes.

Entre los 12 elegidos para integrar el jurado well-liked hay un gasista, una profesora de inglés, estudiantes universitarios y un empleado de una empresa de logística. Hay muchos jóvenes de entre 20 y 30 años y fueron seleccionados después de un cuestionario de siete preguntas, 16 recusaciones de las partes y un sorteo aleatorio. “¿Fue víctima de un delito o caso de inseguridad? ¿Intervino de cualquier otra forma en un hecho de violencia o de inseguridad?”, arrancaba.

Juicio a Lino Villar Cataldo en los Tribunales de San Martín. Los 12 jurados se sientan en las sillas ubicadas a la derecha.

Juicio a Lino Villar Cataldo en los Tribunales de San Martín. Los 12 jurados se sientan en las sillas ubicadas a la derecha.

Los jurados populares se eligen después de un proceso estricto. El cuestionario que elaboran la fiscalía, con el abogado de la querella y la defensa, es el primer filtro. Después pueden recusar sin motivo a 16 personas y pedir, con causa, otras cuatro cada uno. En esta oportunidad solicitaron a la jueza Martínez sacar a una mujer cuyas hijas fueron víctimas de un intento de secuestro. También a otro hombre que fue herido de un tiro en una pierna. Ninguno de los dos integró la lista definitiva.

La jornada había arrancado bien temprano en los Tribunales de San Martín con 65 vecinos con números en el pecho esperando la selección. “Ahora que no te elijan porque fuiste”, le dijo uno a otro mientras subían a esperar el sorteo last. “Cómo no la van a elegir si mi mujer es de fierro”, afirmó el marido de otra que esperó las siete horas de audiencia parado frente a la puerta.

Silvia Krabler, la madre del ladrón que murió baleado por el médico en Loma Hermosa. (Captura TV)

Silvia Krabler, la madre del ladrón que murió baleado por el médico en Loma Hermosa. (Captura Television)

La fiscal Noemí Carreira les explicó que -hasta el jueves- intentarán probar que el médico Lino Villar Cataldo salió de su consultorio la noche de los hechos, que “Krabler le pegó en la cabeza, lo tiró al piso y se subió al vehicle para robarlo. Y en esa oportunidad, Villar Cataldo sacó su pistola Bersa Thunder ocasionándole la muerte”.

La estrategia de la fiscalía y del abogado de la familia Krabler será cuestionar la versión del médico Villar Cataldo con las pericias médicas que no detectaron heridas en sus piernas, a pesar de que declaró que el asaltante lo había atropellado. También serán clave las pericias balísticas que determinarán la distancia y la trayectoria de los disparos .

El médico Lino Villar Cataldo.

El médico Lino Villar Cataldo.

No corría riesgo su vida. Pesó más su deseo de preservar el automobile que la vida. Siendo médico direccionó su arma a lugares letales. El acusado tuvo intención homicida para preservar un bien content. Muchos hablan de la historia de un médico tradicional y honesto frente a un ladrón. Les recuerdo que a Jesucristo lo crucificaron entre dos ladrones”, alegó Juan Carlos Maggi, abogado de la querella.

“Lino, un vecino como ustedes, se defendió. Efectuó los cuatro disparos. Él no decidió matar, él decidió defenderse. Les pregunto a los integrantes del jurado ¿Qué harías vos en esa situación? ¿Y tu mamá? ¿Y si es tu hijo el que está en esa situación? ¿Cómo hubieran actuado? Les pregunto si actuás legítimamente ante una acción ilegítima”, contrapuso Szpigiel.

Mirá también

El juicio continuará este martes con la declaración de Lino, que responderá preguntas de las partes. Más tarde darán testimonio distintos peritos. El jueves podría conocerse la decisión del jurado, que tendrá que establecer si el médico es culpable o no de “homicidio agravado” o “exceso en legítima defensa”.

Facebook Comments