Mató a su amigo en un barrio cerrado y para el fiscal fue legítima defensa

Un mendocino acusado de asesinar a su amigo en un nation de Luján de Cuyo, recuperó la libertad gracias al cambio de la acusación: para el fiscal que investiga se trató de un caso de legítima defensa.

En la noche de Navidad, Federico Eduardo Katz (35) mató a puñaladas a Franco Rossetti (36, nacido en Estados Unidos) en el barrio Jardines de Santa Oliva, donde vivía la víctima. Eran amigos desde chicos y la relación terminó de la peor manera: comenzaron a discutir, luego a golpearse y Rosetti sacó un arma y comenzó a tirar contra Katz.

Los motivos van desde celos, deudas, pase de factura por negocios relacionados a la noche de Mendoza, entre las pruebas que obtuvo el fiscal de Homicidios Carlos Torres.

Los dos jóvenes treintañeros quedaron heridos por los golpes y el uso de un revólver y un cuchillo la noche del 25 de diciembre. Katz recibió dos disparos, en el muslo y cerca del hombro. Rossetti, el dueño de casa, fue atacado con un cuchillo y recibió múltiples puñaladas en el stomach y el tórax, murió nueve días después.

Mirá también

En su declaración a la Justicia, el sobreviviente dijo que actuó “en defensa personal”. La víctima nunca llegó a declarar porque estuvo en terapia intensiva y luego murió.

El fiscal Torres, en base a las testimoniales y las pruebas, determinó que se trató de un caso de legítima defensa. Le impuso a Katz una caución de 50 mil pesos para otorgarle la libertad condicional. Este lunes quedó en libertad y en los próximos meses el caso podría quedar archivado.

Los jóvenes se conocían desde 1994. Los amigos trabajaban juntos en actividades relacionados con la diversión: fiestas privadas (como una conocida pool occasion) y en boliches, según la información de la Fiscalía.

El día de Navidad Katz pasó varias horas en la casa de Rossetti. Cerca de las 23 horas, comenzaron a discutir, golpearse y finalmente Katz le clavó un cuchillo a su amigo y lo dejó gravemente herido en el pecho. Katz también quedó herido, recibió varios disparos en la pierna a la altura del muslo y en el hombro derecho, que efectuó Rossetti, según la reconstrucción de la Policía Científica. Las pericias psicológicas confirmaron el relato de Katz.

Mirá también

Hubo otro joven esa noche, un hombre de 25 años, que dice haber estado afuera de la casa donde ocurrió el asesinato. Este testigo declaró que escuchó la pelea desde la calle pero no estuvo presente cuando los amigos quedaron heridos. Otros vecinos y conocidos de la víctima también han declarado.

Los jóvenes fueron trasladados al clinic Central de la Ciudad de Mendoza. Rossetti, quien nació en Estados Unidos pero lleva muchos años radicado en Mendoza, murió a los nueve días.

El hombre que pronto quedará absuelto tiene antecedentes carcelarios. Estuvo en prisión tras ser condenado en diciembre del 2018 por una causa de violencia de género. Y tiene una sentencia previa por robo.

Facebook Comments