Miles de manifestantes vuelven a marchar por Hong Kong contra el Gobierno regional

MADRID, 21 Jul. (EUROPA Push) –

Miles de personas han vuelto a reunirse este domingo en el centro de Hong Kong para protagonizar una nueva protesta contra la ley de extradición a China, el Gobierno de Carrie Lam y la represión de las manifestaciones anteriores, en medio de un fuerte dispositivo policial.

La concentración ha comenzado en torno a las 15.30 (hora nearby) en el Parque Victoria con la intención de marchar hasta el complejo recreativo de Wan Chai, en lugar del destino original, el Tribunal de Apelación. El Frente Cívico de Derechos Humanos, que organiza la protesta, pretendía marchar hacia la sede judicial, pero la Policía lo ha impedido por razones de seguridad.

«Desde el 31 de marzo, una y otra vez los hongkoneses han llenado las calles», ha destacado Jimmy Sham, uno de los líderes del Frente Cívico, en declaraciones recogidas por el ‘South China Morning Post’. Se espera que esta sea la tercera gran marcha en Hong Kong, después de las del 9 y el 16 de junio, que congregaron a uno y dos millones de personas, respectivamente.

«Nuestras demandas están claras», ha subrayado Sham. En primer lugar, los manifestantes exigen al Gobierno que cancele definitivamente el proyecto de ley que permitiría extraditar a la China continental a los sospechosos o convictos que pasen por la ex colonia británica, cuyo trámite parlamentario solo está suspendido.

Más a allá de la ley de extradición, que fue lo que originó las protestas, los manifestantes reclaman ahora la dimisión de Lam, por su gestión de la crisis política, y una investigación independiente que depure responsabilidades por la violencia ejercida por la Policía contra manifestantes pacíficos.

Sham ha denunciado en el arranque de la movilización de este domingo que «no hay indicaciones claras por parte de la Policía sobre cómo abandonar Wan Chai después de la marcha», por lo que ha avisado de que, «si hay disturbios o accidentes, serán responsabilidad de la Policía».

El cuerpo de seguridad ha realizado un amplio despliegue para blindar la ciudad. La avenida Tim Wa ha quedado clausurada y varias patrullas vigilan ya Wan Chai. Las sedes del Gobierno y el Parlamento de Hong Kong han sido acordonadas para impedir que los manifestantes irrumpan en ellas, como en anteriores ocasiones.

Facebook Comments