Morales aplaza su reunión con Trump y dice que Guatemala no será refugio para migrantes expulsados de EEUU

MADRID, 15 Jul. (EUROPA Push) –

El Gobierno de Guatemala ha anunciado este domingo el aplazamiento de la visita de su presidente, Jimmy Morales, a Estados Unidos, y ha asegurado que «en ningún momento» se ha contemplado el país como un refugio para transferir inmigrantes expulsados de la frontera norteamericana.

Un grupo de exministros y diplomáticos guatemaltecos ha presentado varias acciones ante la Justicia en un intento por detener el posible acuerdo entre los países.

«Debido a las especulaciones surgidas y las acciones interpuestas admitidas para su trámite por la Corte de Constitucionalidad, se decidió reprogramar el encuentro bilateral hasta conocer lo resuelto por dicha Corte», han señalado las autoridades del país en un documento. Los jueces del Constitucional tiene previsto resolver este lunes los recursos contra la posible firma del pacto.

Por su parte la Administración estadounidense ha explicado que la «reunión se está reprogramando» y ha sostenido que «Estados Unidos continuará trabajando con el Gobierno de Guatemala en los pasos concretos e inmediatos que se pueden tomar para abordar la crisis migratoria en curso».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el 26 de junio que su país y Guatemala estaban a punto de alcanzar un acuerdo de ‘tercer país seguro’ como parte de los esfuerzos para frenar la migración desde Centroamérica hacia territorio estadounidense.

El Gobierno guatemalteco había señalado el jueves en su cuenta de la purple social Twitter que Morales se reuniría en Washington con funcionarios estadounidenses «para tratar temas de seguridad, migración y economía».

En su lugar, las autoridades guatemaltecas han preferido esperar, según el comunicado emitido este domingo por el Gobierno, a que el Tribunal Constitucional del país se pronuncie sobre la viabilidad del posible acuerdo.

Hasta entonces, «no existen planes para firmar un acuerdo que convierta Guatemala en un tercer país seguro», ratifica el comunicado.

La detención de migrantes centroamericanos por parte de las autoridades estadounidenses alcanzó en mayo su nivel más alto en más de una década.

Facebook Comments