Muerte en el súper de San Telmo: los detenidos niegan haber golpeado a la víctima – 22/08/2019

Los dos empleados del supermercado de San Telmo donde un cliente murió cuando lo retuvieron tras intentar llevarse sin pagar un aceite, un queso y dos sweets negaron haberlo golpeado, como señala la Policía.

La autopsia determinó que Vicente Ferrer, de 68 años, falleció como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico y una hemorragia cerebral, en el hecho ocurrido el viernes pasado.

Los dos detenidos son Gabriel Alejandro de la Rosa (27), vigilador del Coto ubicado sobre avenida Brasil al 500, y Ramón Serafín Chávez (31).

Un hombre fue golpeado en un supermercado de San Telmo tras robar mercadería y murió. Foto Twitter @NICORAMOSPHOTO

Un hombre fue golpeado en un supermercado de San Telmo tras robar mercadería y murió. Foto Twitter @NICORAMOSPHOTO

La hermana de este último, Mariela, aseguró que el joven nunca le pegó a la víctima y responsabilizó a la Policía por dejarlo incriminado.

«Mi hermano niega que le haya pegado. Me dijo que fue revisado y no tiene golpes, ni señales de que golpeó a nadie, que no tiene sangre de la otra persona. Cuando la Policía llegó, este hombre estaba parado, vivo y el Identical tardó 40 minutos en llegar», dijo la mujer a Telefé Noticias.

Mariela afirmó que «los testigos que están trabando la causa son los policías» y agregó que «en los medios están diciendo que es una testigo la que declaró» que su hermano pegó al hombre, cuando en realidad «fueron los policías los que declararon eso».

Mirá también

Y añadió que, según la versión que le dio su hermano, mientras él, el otro imputado y el supervisor de Coto declaraban ante un oficial sobre lo que había sucedido, los demás policías hostigaron al hombre y le dijeron que lo iban a llevar preso por robar.

Te vamos a llevar preso, estabas robando, ¿qué es lo que hiciste?«, le decían los policías a la víctima, según la mujer, momento en que el hombre se descompuso y se desmayó.

Chavez aseguró que su hermano no sólo no golpeó a Ferrer, sino que fue agredido por la propia víctima cuando «se quería escapar a toda costa y en un momento sacó una botella de aceite de oliva y se la rompió en la cabeza» y «por un transeúnte que le dijo ‘dejalo ir al viejo‘ y le pegó una piña en la nuca».

Mirá también

Por su parte, el abogado del vigilador De la Rosa, Alejandro Broitman, aseguró a Télam que en su indagatoria ante el juez su cliente “reconoció que él fue quien retuvo al señor cuando notó que salía del comercio con algunos productos entre sus ropas, pero negó categóricamente haberle aplicado algún golpe”.

Según el letrado, De la Rosa explicó que vio cuando Ferrer se retiraba con bultos entre sus ropas por la salida de los clientes que se van sin hacer compras.

“Lo llamó para que frene, el hombre hizo caso omiso y siguió caminando. Mi cliente lo siguió hasta la vereda y ahí lo retuvo de un brazo para que devuelva la mercadería. El hombre forcejeaba y entonces se sumó Chávez, el jefe de De la Rosa, quien le ordenó que fuera a buscar a los policías que estaban en un patrullero a 50 metros”, contó Broitman.

Mirá también

Siempre según la versión del vigilador, cuando regresó con personal policial, Ferrer ya estaba inmovilizado en el suelo con Chávez encima y en ese momento se produjo la indisposición de la víctima.

Además de negarse a la excarcelación de Chávez, la fiscal de la causa, Marcela Sánchez, informó hoy a través del sitio fiscales.gob.ar que en el expediente declaró un testigo que vio cuando los imputados “zamarreaban” a Ferrer, pero no que le hubieran pegado.

Voceros judiciales indicaron a Télam que se trata de la empleada de una panadería que además vio como Ferrer arrojó la botella de vidrio de aceite cuando fue increpado.

La fiscalía también informó que desde el juzgado se solicitaron las cámaras de seguridad de la zona a fin de establecer si alguna de ellas registró la secuencia de los hechos.

EMJ

Facebook Comments