Piden 13 años y 4 meses de prisión para los acusados de balear al turista sueco

Roberto «Chicho» Gramajo (25) y Rodrigo Peláez (22) llevan todo el año detenidos. Son los acusados de dispararle en un robo al turista sueco Christoffer Persson (36), a quien a raíz de la herida que sufrió tuvieron que amputarle la pierna derecha, en el barrio de Monserrat.

Ambos están siendo juzgados desde hace una semana ante el Tribunal Oral Felony (TOC) 16 porteño. Allí, este martes, el fiscal Fernando Fiszer pronunció su alegato y pidió que los condenen a 13 años y 4 meses de prisión.

Para el representante del Ministerio Público, los dos imputados deben ser declarados coautores del delito de «robo calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa«.

Por su parte, el defensor de Gramajo, Osvaldo Miranda, y el de Peláez, Daniel Santángelo, solicitaron en sus alegatos las absoluciones de ambos. Consideraron que al no haberse encontrado el arma con la que fue baleado el turista sueco ni identificado el vehículo en el que iban los asaltantes, la acusación se basa en «meras hipótesis».

Pero por cuestiones jurídicas vinculadas a irregularidades técnicas, el tribunal declaró nulas las exposiciones y planteos de ambos letrados, por lo que los convocó a presentar un nuevo alegato el martes próximo, según informó Télam.

Christoffer Persson, el turista sueco baleado en un robo, en la Bombonera.

Christoffer Persson, el turista sueco baleado en un robo, en la Bombonera.

Hace una semana declaró «Chicho» Gramajo, señalado como autor del disparo, pero se desdijo de lo que había señalado durante la instrucción del caso.

«La Policía me apretó para que me hiciera cargo de esto. Amenazaron a mi familia para que me hiciera cargo del hecho. Estaba con mi mujer, yo no estaba», sostuvo ante los jueces Cristina Bértola, Gustavo González Ferrari e Inés Cantisani.

Juicio por el robo al turista sueco Christoffer Persson. Foto: Luciano Thieberger.

Juicio por el robo al turista sueco Christoffer Persson. Foto: Luciano Thieberger.

Sus dichos ante el Tribunal fueron contrastados entonces con la declaración que había hecho en la etapa de instrucción de la causa. En ese momento, «Chicho» señaló: «En el forcejeo me manoteó el arma. No sabía que estaba cargada y montada. No quise disparar«.

Gramajo había sido detenido tras una serie de allanamientos realizados en la Isla Maciel, al sur del Conurbano. En sus redes sociales, «Chicho» se mostraba como un devoto del Gauchito Gil. Fue también por ese medio electrónico que, al verse rodeado, le dedicó un mensaje a su novia y a su hijo. «Perdón por todo«, les escribió.

El caso

Aquella noche del 30 de diciembre de 2018, Persson había salido con su novia, María Izzo, de un restaurante y caminaba por la calle Tacuarí en dirección al lodge donde se alojaba. Fue en ese marco que atacaron al sueco para robarle el teléfono y cuando se produjo el disparo que derivó en la amputación de su pierna derecha.

De acuerdo al Ministerio Público Fiscal, Gramajo, que tiene antecedentes por «robo very simple y encubrimiento», abordó al sueco y a su novia con una pistola para exigirle al turista que entregara el celular.

Según el testimonio de Persson, el acusado tomó el teléfono con ambas manos y, cuando se lo llevaba, él intentó recuperarlo manoteándolo con la mano izquierda y ahí se produjo el disparo que lo hirió en la pierna.

La secuencia del robo fue captada por una cámara de seguridad y allí se ve como un individuo joven, con gorra y un arma en la mano, se acerca a la pareja y luego de un forcejeo muy breve, en donde se constata la versión del turista, se aleja volviéndose a subir al Peugeot 207 en el que lo esperaba el supuesto conductor del vehículo, Peláez.

Justamente, Peláez, el segundo imputado del caso y que como antecedente tiene una “probation”, desistió de declarar por recomendación de su abogado defensor.

En la primera jornada del juicio, ni Persson ni su novia participan del discussion aunque ambos declararon vía teleconferencia y con la asistencia de una traductora oficial de inglés ante el tribunal y el fiscal del juicio, Fernando Fiszer.

Para el fiscal Marcelo Retes y el juez Alfredo Godoy, quienes estuvieron a cargo de la instrucción de la causa, está probado que Gramajo fue el autor product del disparo, mientras que Peláez manejaba el auto en el que se desplazaban. Aunque ahora “Chicho” proclame su inocencia.

EMJ

Facebook Comments