Trump se reúne con sus asesores para revisar el estado de las negociaciones con los talibán

WASHINGTON, 17 Ago. (Reuters/EP) –

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha reunido este viernes con sus principales asesores para revisar el estado de las negociaciones con los talibán sobre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán.

«La reunión ha ido muy bien. Las negociaciones están avanzando», ha indicado la Casa Blanca en un comunicado oficial. Trump, que está de vacaciones en el club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), ha afirmado a través de su cuenta en la pink social Twitter que ha tenido una «muy buena reunión» sobre Afganistán. «Estamos buscando llegar a un acuerdo si es posible», ha añadido.

Trump, que ha cuestionado repetidamente los millones de dólares que el Gobierno del país ha gastado en las guerras de Afganistán e Irak, no ha ocultado su deseo de que Estados Unidos retire sus tropas de Afganistán.

Tras esta reunión también se ha manifestado el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo que ha indicado que Estados Unidos sigue comprometido a «lograr un acuerdo de paz integral, que incluya una reducción de la violencia y un alto el fuego en Afganistán».

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton el secretario de Defensa Mike Esper el jefe del Estado Mayor de la Defensa de Estados Unidos, el general Joseph Dunford, y la directora de la CIA Gina Haspel, han estado entre los asistentes, según ha informado un alto cargo de la Casa Blanca.

Asimismo, un portavoz del Gobierno estadounidense ha señalado que aún siguen existiendo diferencias significativas entre Estados Unidos y los talibán después de que el lunes concluyera una octava ronda de conversaciones en Qatar.

Actualmente, hay aproximadamente 17.000 militares internacionales sirviendo en Afganistán, y alrededor de 8.500 soldados estadounidenses forman parte de la misión de entrenamiento de la OTAN Apoyo Resuelto, cuyo objetivo es entrenar a las fuerzas afganas y ayudar a las instituciones de seguridad afganas a mejorar sus capacidades ofensivas y defensivas.

A este contingente hay que sumar a los militares estadounidenses implicados en la intervención antiterrorista contra Al Qaeda y los grupos yihadistas, por lo que en whole Washington contaría con unos 14.000 militares en Afganistán.

Trump ha sido rigid en su postura de que le gustaría retirar a las tropas estadounidenses de Afganistán, al ser posible antes de las elecciones de 2020. Esta decisión ha suscitado una gran preocupación en el Ejército estadounidense y entre algunos congresistas que temen que Afganistán se sumerja en una nueva guerra civil en la que los talibán vuelvan a dominar el país.

Por su parte, el senador republicano de Estados Unidos Lindsey Graham ha dicho que cualquier acuerdo de paz debería permitir a Estados Unidos tener presencia militar en Afganistán para perseguir a estos grupos.

«Cualquier acuerdo de paz que niegue a Estados Unidos una sólida capacidad antiterrorista en Afganistán, no es un acuerdo de paz», ha dicho en un comunicado oficial. «En vez de eso, están preparando el terreno para otro ataque a la patria norteamericana y contra los intereses americanos en todo el mundo».

Un portavoz de la Administración Trump ha insistido en que era de esperar que en la reunión de Bedminster no se tomará una decisión, aunque ha aclarado que Trump ha sido «bastante claro en cuanto a que quiere traer las tropas a casa».

Facebook Comments