Vendieron en Guichón 54 toros a U$S 3.054 – Diario El Telégrafo

Con ventas muy firmes en Polled Hereford, Limousin y Brangus, y mayor dificultad para colocar el Angus, se desarrollaron ayer las ventas de la 62ª Exposición de Reproductores de Guichón, comercializándose 54 toros en U$S 3.054 de promedio.
En el area de la Liga del Trabajo de Guichón, los escritorios Esteban Bosco Ruiz y Victorica y Asociados tuvieron la responsabilidad de las ventas, alternándose en el martillo Marcelo Cravea e Ignacio Victorica.
Las ventas comenzaron este año por la raza Limousin, colocándose los 4 toros de “La Escondida” entre 3.800 y 2.750, promedio U$S 3.162 posteriormente se remataron los 3 Brangus ofertados de “Cangué”, entre 3.000 y 2.500, promedio U$S 2.800.
Siguieron los 21 toros Polled Hereford, despachados con firmeza y en su totalidad, con máximo de U$S 4.550, mínimo U$S 2.700 y promedio U$S 3.335.
Finalmente se ofertaron los Angus, colocándose en forma parcial. Los 26 productos vendidos se pagaron entre U$S 3.450 y U$S 2.400, promedio U$S 2.839. Marcelo Cravea se mostró “muy conforme” con lo acontencido en las ventas, “en donde vendimos el 100% del Polled Hereford ofertado con muy buen promedio, al igual que en la raza Brangus y Limousin en donde vendimos todo”.
Consideró que en la raza Aberdeen Angus había un número mayor de reproductores de lo que podía absorverse en la pista, aunque luego fuera de ellas se colocaron, quedándo solo sin venderse 7 toros de los 86 ofertados”.
Respecto a la venta de los vientres, primero se colocaron 3 vaquillonas Angus coloradas preñadas que fueron a concurso en U$S 1.600 cada una. Y después fue el desfile de terneras y vaquillonas seleccionadas, que “marcaron el buen momento de la ganadería uruguaya”.
Las terneras se pagaron entre 500 y 460, promedio U$S 487 y los lotes de vaquillonas de sobre año hicieron entre 590 y 530, promedio U$S 572.
ACTO Y PREMIOS
En la mañana se desarrolló el tradicional acto de cierre de la muestra, con la presencia de autoridades nacionales y locales, entre ellas el subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Alberto Castelar, el Jefe de Policía de Paysandú, Luis Mendoza, además de dirigentes políticos.
En su oratoria, Castelar subrayó que la ganadería “está pasando por un buen momento”. Destacó el trabajo de los productores cabañeros de la zona, enfatizando que “son un ejemplo”.
Además, dijo que la carne de Uruguay “es la mejor paga del mundo y que eso se debe al trabajo de los productores y también a las políticas públicas que diferenciaron al país en el mundo como la trazabilidad y el excelente estatus sanitario que reconoce al país como seguro”.
Además, hizo hincapié en la campaña en materia de tenencia responsable de perros en el medio rural que promueve el MGAP, el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Cotryba y el Program Estratégico Nacional del Rubro Ovino (Penro).

Suscribite para leer la noticia completa y acceder a todo el contenido del diario. Si ya estás suscripto ingresa para ver la noticia completa.

Facebook Comments